.

jueves, enero 05, 2006

Programa lista “despierta, organizate y lucha. Por un Congreso Universitario y la segunda reforma universitaria.


LAS CONDICIONES ACTUALES DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL EN LA UFRO. A 25 AÑOS DE LA ARREMETIDA DEL NEOLIBERALISMO EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR.

Este año se cumplen 25 años de la Universidad de la Frontera, a la vez se cumplen 25 años del decreto ley impulsado el año 1980 por la dictadura que cercenaba las bases de organización de los estudiantes en el ámbito universitario. Este proceso pasaba por la reformulación del marco jurídico y legal que constituía la organización de la universidad, decretando entonces un marco de ordenanzas de derechos y deberes que fuera correspondiente a la época de represión dictatorial existente en el país.

Esto fue acompañado de un marco organizativo que dio a la Universidad a forma de una organización burocrática y empresarial, en donde los principios básicos de la política de la democracia directa y triestamental fueron remplazados por la condición jerárquica de empresarios y políticos designados desde las cúpulas de la burguesía.

Los estudiantes, los funcionarios y los académicos quedamos resignados a ver como la universidad se constituye en un proyecto lejano a los intereses de la clase trabajadora, lejano a la conformación de una sociedad más justa a través de la toma del poder y de las luchas del movimiento obrero, dando paso a la conversión de un mecanismo de reproducción de una economía injusta guiada por los intereses patronales del país. En momentos en que se avanza en la destrucción de los últimos restos de la educación superior pública (Ley de Financiamiento, de Acreditación, etc.) y en pleno periodo de elecciones, el Gobierno no hace más que, con la supuesta “educación gratuita para los más pobres”, disfrazar una completa reingeniería de la LOCE y del sistema de financiamiento de la educación superior pública y que busca hacer entrar, directamente, a los bancos en el “negocio de la educación del sistema capitalista”, quitar el beneficio de los créditos a un amplio sector de estudiantes.

Actualmente los fines principales de la Universidad en general han sido absorbidos por las tendencias y pensamientos del sistema establecido (económico, político y social), con esto la lógica del pensamiento único se impone, sobre el objetivo primordial de esta institución. De ser una institución con fines educativos y de crecimiento, pasa a ser un organismo basado en una ideología económica, política y educativa, cuyo fin es perpetuar el estado de las cosas. De esta forma la “esencia” de la Universidad pasa a un segundo plano, o a evaporarse, ya que la ideología que domina la superestructura condiciona todas las formas negativas de pensamiento que resulten “nocivas”, “dañinas”, para la estructura, la cual sigue perpetuando a los individuos, restándoles capacidad de crítica y alienándolos a través de una falsa conciencia, la cual es representada en el pensamiento positivo, donde la realidad (evolución del progreso científico-técnico) y el pensamiento (establecimiento de verdades a través de procesos de imposición, irreflexión y identificación con las necesidades del mercado), convergen generando la unidimensionalidad de una sociedad y del ser humano.

En este momento histórico, en que la Universidad sufre una contrarreforma del tono asistencialista de parte del Estado burgués, debemos estar atentos, como estudiantes, y principalmente como seres humanos (cosa que pretende hacernos olvidar la burguesía) principalmente de dar una batalla en los frentes que sea necesario para dar la posibilidad de abrir las rejas que el conocimiento sufre en nuestras Universidades, las rejas que hoy nuestra convicción política nos llama destruir.
En el área específica de la educación, el contexto histórico presente nos demarca un proceso de privatización que se ha abierto camino por medio de diversas políticas complementarias. En primer lugar, el precario presupuesto estatal para la educación pública que conduce a la reducción de los salarios de los educadores, a un aumento del alumnado por aula individual, al deterioro de las instalaciones, etc. La reducción de los gastos educativos y de otros gastos sociales también tiene un objetivo ideológico: lograr que la educación pública se deteriore y, luego, argüir que cualquier actividad pública es inferior a la empresa privada capitalista. Además, la reducción de la financiación pública de la educación hace que las escuelas públicas sean más dependientes de la financiación privada, lo cual hace que aumente la influencia del sector privado sobre la educación.

La promoción y la subvención de la educación privada y, por consiguiente, el deterioro de las escuelas públicas, conduce a la segregación de la educación entre los pobres y las clases medias bajas. El financiamiento de la educación privada tiene varios objetivos. En primer lugar, promueve la idea de que lo privado es mejor que lo público. En segundo, aumenta la calidad de la educación privada para las clases privilegiadas y reduce los gastos de la elite.

En éste sentido la ley de financiamiento estudiantil se presentó como la consagración de la práctica privada en la educación superior en nuestro país, demarcando las exigencias del sector privado al sector público en una forma grotesca, pero concordante con los principios del neoliberalismo. Las prácticas del neoliberalismo son muestra de las dinámicas de acción orientadas hacia el mercado, que en este caso son legitimados y consideradas como esencia política y sustancia jurídica.

Frente a esta arremetida que compone la política neoliberal promovida esta vez desde el gobierno y legitimada en conjunto por los partidos políticos parlamentarios, las universidades, y especialmente el cuerpo estudiantil, llamamos a:
§ Generar un trabajo basado en los principios y fundamentos que acompañan los criterios de derecho en los cuales se enmarca la educación al servicio de los trabajadores.
§ Denunciar la política reformista que pretende a través de consignas como “arancel diferenciado” continuar con la lógica mercantil en la educación.
§ Luchar por una Nueva Reforma Universitaria, la Educación Gratuita, Estatal, Única y de Calidad, levantando asambleas organizadas a través de la democracia directa para dar la pelea desde las bases.
§ Avanzar a través de la mayor unidad con los estudiantes universitarios –sea de los establecimientos públicos y privados, con los estudiantes secundarios, con los pobladores y los trabajadores.
§ Impulsar, junto a todas las organizaciones de que se dota el movimiento estudiantil, la más completa unidad de acción con los funcionarios y los académicos para pelear conjuntamente por un aumento sustancial de sueldos de los funcionarios, plenos derechos a su sindicalización, que la universidad admita en su seno a todos los trabajadores que hoy operan por la vía de contratistas y subcontratistas. Plenos derechos de todos los profesores y ayudantes, sean titulares o no, que puedan participar junto a estudiantes y funcionarios en la elección del rector y de todas las autoridades. Queremos métodos democráticos de elección de cargos y de concurso público de sus funciones.
§ Exigir el carácter público de los resultados de la evaluación docente. Exigir calidad académica de parte del profesorado. No queremos más castas de académicos apernados en la Facultad, por lo que llamamos a la conformación de un comité evaluación de pares que se encuentre en trabajo conjunto con el MINEDUC, siendo elegidos sus integrantes por alumnos y profesores para ratificar y hacer efectivos los parámetros de calidad requeridos y evitar la práctica flexibilizadora en el campo laboral del profesorado. Apoyar las iniciativas críticas de las carreras en la reformulación de mallas curriculares.
§ Impulsar la más férrea unidad obrero estudiantil y que se plantee apoyar decididamente las luchas de los trabajadores y el pueblo. Por ejemplo, poder comenzar, ya mismo, a pelear por el establecimiento de cátedras nocturnas y libres al servicio de los estudiantes y con ingreso especial de trabajadores y otros sectores marginados como forma de lucha conjunta con una política de revocar la PSU y tener ingreso irrestricto a la Universidad.

2. LAS LIMITANTES DE LA LUCHA DE CLASES EN LA UNIVERSIDAD DE LA FRONTERA.

El proceso recién terminado de movilizaciones, el presente año, (aunque aún dista de tener una evaluación seria de parte de la facultad) ha dejado como consecuencia y resultado una apatía generalizada de parte de la mayoría del estudiantado. Fenómeno que no sólo se puede reflejar en la facultad de Educación y Humanidades, sino que es aplicable a la totalidad del estudiantado de la UFRO, el cual recién comienza a desarrollar los lazos organizativos para recomponer el esquelético cuerpo estudiantil.

El sentimiento y, más allá de ello, la derrota misma puede encontrar una serie de explicaciones en la táctica política utilizada éste año en pos de la oposición a la Ley de Financiamiento Estudiantil y a la forma organizativa en que se llevaron a cabo las movilizaciones – falta de discusión política, escasa información, desconcierto generalizado, etc.- que vale la pena discutir en materia de estrategia política: El Freno de las Estructuras Burocráticas y La Política Conciliadora de las JJCC, sumada a la personalización y manoseo inescrupuloso del discurso de la horizontalidad. Pero las conjeturas que podemos realizar son amplias, y a lo que deseamos referirnos es a las consecuencias que a implicado la última derrota en las movilizaciones pasadas.
Lejos de ser un factor menor, el estado de ánimo de las masas es importante a la hora de volver a plantearse una agitación política a nivel nacional, y además debemos analizar lo que ha significado y significa el continuar desorganizado. La pérdida de espacios físicos que fueron conseguidos con tanta dificultad y rebeldía de parte de la organización colectiva de la facultad, que da muestra de que en cierta forma se han olvidado los “pequeños éxitos” y más que nada la tradición política crítica de los estudiantes de la Facultad que hoy en día se olvida por la frágil memoria colectiva. El volver a contagiarse, a impregnarse de este espíritu se hace fundamental como tarea constante en cuanto a la identificación de los sujetos con su organización y la colectividad.

De hecho la ausencia de éste espíritu, es la primer limitante con el que nos encontramos en la reconstitución de una organización al interior de la Facultad de Educación y Humanidades, pero por ello que dentro del programa también hemos incluido actividades que llamen a la generación de lazos entre los estudiantes de facultad, recuperando los espacios que eran propios de la organización estudiantil, y que habían quedado olvidados como núcleos de confluencia estudiantil.

Estamos en un momento en que se requiere una unificación de las organizaciones de clase en la universidad, el constituir la clase para sí, para volver a levantar un discurso y una práctica progresista que se planteé la lucha por el co-gobierno triestamental paritario de las universidades. Hace nuevamente unificar y construir un movimiento estudiantil unido, combativo, pro-obrero, antiimperialista, con nuevos organismos basados en la democracia. directa estudiantil. Esto porque la ofensiva de la clase patronal se hará sentir el próximo año cuando entre al congreso la ley de estatutos y la ley de acreditación, las que pretenden consolidar el proyecto de mercantilización de la educación en Chile. A esto, los estudiantes debemos responder con una enérgica respuesta al Estado, donde éste se haga cargo del financiamiento de la Educación, mientras que los estudiantes, junto a los funcionarios y académicos decidamos el futuro de nuestras universidades.

Debemos tomar en cuenta la configuración de clases que pretende imponerse en el movimiento estudiantil en nuestra universidad, y la lucha que el próximo año se dará de acuerdo a los intereses políticos patronales presentes en las demás facultades, que ya se hacen notar por vía del proceso de elecciones y las presiones existentes en FICA de parte de la política concertacionista, aliada, como en muchas otras oportunidades, a la derecha.

3. POR UN CONGRESO REFUNDACIONAL DE LA FACULTAD DE EDUCACION Y HUMANIDADES Y DE LA UFRO.

Para discutir estas propuestas en espacios amplios y democráticos, exigimos la realización de Pre-Congresos por facultad, de carácter democrático e informado. Esto como iniciativa a trabajar los temas que implican la 2ª Reforma Universitaria, en donde se asienten las bases de las transformaciones democráticas negadas por la oficialidad, por su carácter dictatorial y burgués.
El congreso es la instancia en donde las estructuras existentes pueden ser transformadas, dado su carácter resolutivo, por lo que es la piedra base de la organización estudiantil, en donde se fortalecería la posición de clases presente en el estudiantado y que involucra directamente un proceso democrático y dialógico acerca de la forma y el contenido que la organización de la Facultad y la Universidad debe tener.

El congreso es fundamental en la lucha que se presentará el próximo año y que implica necesariamente la reformulación del marco jurídico de la UFRO. Si los estudiantes no damos una propuesta clara que unifique criterios y que de una muestra clara de las condiciones en que el movimiento estudiantil presenta una propuesta alternativa de organización y que se fundamenta en una conciencia social y política de la realidad.

En nuestra Universidad, como en todas las demás, las “posiciones de poder” son añoradas por la política concertacionista y la política colaboracionista de clases, por ello hoy que atravesamos un proceso eleccionario a nivel nacional y una reforma que enmarca la ley de estatutos y la ley de acreditación, no es de extrañar que la arremetida de la concertación pretenda reformular su propuesta de elección de federación al interior de la UFRO. En este caso debemos responder con la necesidad de un Congreso por Facultad, con la necesidad de un Congreso UFRO antes de continuar los procesos de elección.

La preparación de congresos por Facultad es un trabajo que debe realizarse conjuntamente entre las facultades, por lo que implica el compromiso y la voluntad política de trabajar en pos de la reestructuración del movimiento estudiantil.

Necesitamos unificarnos con los profesores y funcionarios de nuestra universidad y de todo el país, a los estudiantes secundarios y a los trabajadores, queremos exigir la participación, con derecho a voz, de delegados del movimiento obrero, poblacional y del movimiento secundario en las instancias de los Pre-congresos y Congreso UFRO, si es que éste último se lleva a cabo.

4. RECUPERAR LA COMUNIDAD PERDIDA

Se ha identificado al interior de la Facultad de Educación y Humanidades la pérdida del vinculo identitario que diferenciaba a nuestra Facultad de las demás en el plano netamente artístico, cultural y recreativo. En este fenómeno se han destacado la perdida de lazos comunicativos e interactivos entre los estudiantes de la facultad, convirtiendo la Facultad en n sin fin de mundos privados que alcanzan a comunicarse por una lejanía que radica más mucho más allá de la corporeidad.

El asumir el trabajo de volver a impulsar en la Facultad los nexos recreativos que caracterizan la expresividad artística, y la conexión del estudiante con su entorno y su propia personalidad son muestra del compromiso por incentivar una dinámica cooperativa al interior de la facultad que permita, además del desarrollo netamente intelectual, también la manifestación cultural, el ocio y el cultivo artístico como forma de identificación colectiva entre los estudiantes, dando cabida a una coordinación para actividades de otra lid.

2 Comentarios:

Blogger Nina dijo...

Hola

Respecto al último párrafo que dice relación a la necesidad de estrechar lazos entre los estudiantes a través de actividades artísticas, me quiero explayar contando una anécdota que ilustra la necesidad de organización y flexibilización de normas dentro de la Universidad para que ciertas actividades relacionadas al arte se lleven a cabo.

Se contacto a un grupo de jóvenes pintores para que expusieran su obra en una ceremonia de finalización de un proyecto dirigido a niños de escasos recursos. Bueno cuando se realizó dicho contacto los jóvenes de la agrupación artística estaban exponiendo en la entrada de la UFRO. Ellos nos comentaron que habían sufrido de una serie de tramitaciones burocráticas antes de darles permiso reducido para que expusieron su obra en la Universidad, esto les hacia más complejo todo por que además ellos provenían del área rural de Temuco.


Como ya mencioné y concordando con tu opinión, es necesaria una “cooperación y organización” estudiantil, para que las personas y agrupaciones que desean exponer dentro del espacio de la Universidad tengan la posibilidad cierta, sin tener como primer obstáculo la tramitación larga y abrumadora por parte de la institución.

Con respecto al ciclo de cine de la UFRO, también creo que si bien existe el espacio para que se realice dicho ciclo, hay elementos que obstaculizan su funcionamiento ya que se les delega una enorme responsabilidad a jóvenes (voluntarios) que se encarguen de él, primero deben imprimir los afiches que si bien son gratuitos son de pésima calidad en el edificio “O” (es un primer punto). Vale decir no hay responsabilidad universitaria respecto de la proyección del Cine de calidad, más bien se delega totalmente a los estudiantes quienes deben gastar de su dinero (segundo punto) para llevar a cabo el ciclo (arrendando las películas o en su defecto consiguiendo), lo cual me parece desafortunado por decirlo menos, ya que agregado a lo anterior el cine que se puede ver en las grandes salas es de pésima calidad (respecto a contenido) y además las pocas películas que son interesantes son sacadas rápidamente de cartelera (por razones económicas)y reemplazadas por títulos “hombre araña..etc” que no aportan nada más que entretención, ayuda a que se reduzca la visión respecto del cine y condicione al espectador, quien no activa precisamente su universo cognoscitivo o reflexivo al ver sagas en las cuales donde se vende imágenes de consumismo, belleza plástica, etc.


Por tanto es de relevancia tratar los temas respecto de los espacios existentes respecto de las actividades artísticas, pero primero será necesaria la organización, como tu bien planteas.

Saludos

GF

06 enero, 2006 15:12  
Blogger Nina dijo...

Hola Maledeto!

Me gustaría mucho participar de una iniciativa que reactiva las actividades culturales (creyendo que ese puede ser el objetivo), así poder cooperar con energía. El año pasado tenía una idea que se centraba principalmente en dos focos : a) efectuar eventos abiertos para compartir con la comunidad trabajos realizados por los jóvenes que trabajan en la expresión artística (esto además ayuda a la difusión de los mismos); lo que se quería con ello, era transformar al público espectador en participante activo, entregando por tanto algunas herramientas en el acto (suena esto último un poco ambiguo pero es concreto cuando hablemos te lo comento); b) Reunir y acercar a las distintas organizaciones existentes que trabajan realizando eventos culturales (en especial quienes se encuentran dentro de la universidad) para que exista una voz única que retome iniciativas y críticas constructivas dirigidas a la Universidad ( sabiendo que ésta acoge y promueve dichas actividades estudiantiles ). En fin son ideas, a ver si ellas contribuyen en algo.

Gracias por visitarme...saludos a tu familia


PD: Ya me siento mucho mejor, no me ahogue, pero siempre tiendo a desesperar y exagerar las cosas...mmm gracias por tu energía. Te cuento que estoy contenta por mi trabajo de verano, luego te cuento más.


MJ

24 enero, 2006 17:34  

Publicar un comentario

Enlace inverso (trackback):

Crear un vínculo

<< Home